(Agosto 2005) En abril del 2005 la muerte del Papa Juan Pablo II y las semanas que se tardó en elegir a su sucesor dieron lugar a muchas reflexiones y debates sobre quién sería el nuevo Papa y cómo guiaría a los 1.100 millones de católicos del mundo entero. Mucho del debate se centró en si el nuevo Pontífice sería europeo o del mundo en desarrollo, donde viven aproximadamente 70 millones de católicos.

De hecho el masivo crecimiento demográfico que tiene lugar en todo el mundo en desarrollo y el lento crecimiento, e incluso la menguante población, en el mundo desarrollado significa que el catolicismo será cada vez más una religión que se practique en los países en desarrollo. Los casi 500 millones de católicos que se espera pasen a formar parte de la Iglesia de aquí al 2050 provendrán en sobremanera de países como la República Democrática del Congo y Nigeria.

Mientras tanto los países tradicionalmente católicos como Polonia e Italia sufrirán grandes menguas en su número de fieles. La elección del Cardenal alemán Joseph Ratzinger —que se convirtió en el Papa Benedicto XVI— perpetúa la creciente discrepancia étnica y geográfica entre la estructura jerárquica europea de la Iglesia Católica y sus fieles.

Crecimiento en todo el mundo en desarrollo

Más de dos terceras partes de los católicos viven en el mundo en desarrollo y las proyecciones demográficas claramente indican que dicha proporción aumentará a tres cuartas partes en las próximas cuatro décadas (ver el Cuadro 1).1 Se espera que entre 2004 y 2050 el número de católicos aumente en un 146% en África, 63% en Asia, 42% en América Latina y El Caribe, y 38% en Norte América, al tiempo que Europa registrará una disminución del 6% en su población católica en el mismo período.


Cuadro 1
Estimaciones y proyecciones de la población católica por región mundial, 2004, 2025 y 2050

Porcentaje católico
Población católica estimada
Población católica proyectada
Población católica proyectada
Cambio en la población católica, 2004-2050
Región del mundo
2004
2004
2025
2050
África
17,9%
139.157.160
219.171.850
342.023.230
145,8%
Asia
4,3%
127.125.410
171.916.360
207.086.560
62,9%
Europa
36,4%
270.765.647
272.495.186
255.744.426
-5,5%
América Latina y El Caribe
83,3%
454.541.400
568.040.560
646.912.570
42,3%
Norte América
25,1%
82.000.000
97.000.000
113.000.000
37,8%
Oceanía
26,8%
9.000.000
11.000.000
13.000.000
44,4%
Total mundial
21,6%
1.082.228.463
1.339.159.510
1.577.585.569
45,8%

Fuente: Los cálculos del autor se basan en datos del Cuadro de la población mundial, 2004, del PRB, y los vistos en www.catholic-hierarchy.org.


Esta divergencia en las pautas de crecimiento también cambiará la distribución mundial de los católicos en los próximos 45 años (ver el Gráfico 1). América Latina y El Caribe probablemente seguirán representando dos quintas partes de todos los católicos en 2050, y se espera que África tenga más de una quinta parte para dicho año, pero la proporción proyectada para Europa constituye una reducción, de una cuarta parte en 2004, a una sexta parte en el 2050. La proporción en América del Norte acusará apenas una ligera reducción, de 1 por cada 13 personas.


Gráfico 1
Distribución de los católicos por región mundial, 2004, 2025 y 2050

Observación: Puede que los porcentajes no sumen 100% porque se redondean las cifras.

Fuente: Los cálculos del autor se basan en datos del Cuadro de la población mundial, 2004, del PRB, y los vistos en www.catholic-hierarchy.org.


El Congo, las Filipinas y México probablemente estarán a la cabeza en el crecimiento de la población católica

Las distintas pautas de crecimiento regional de la población católica quedan reflejadas en las proyecciones correspondientes a muchos de los países de estas regiones, con América Latina y África a la cabeza. De hecho, en la lista de los 25 países que se espera que tengan el mayor crecimiento de población católica entre 2004 y 2050 predominan los de América Latina y El Caribe (13 países), y África (ocho países).

Los 10 países en que se prevé el mayor incremento numérico de población católica para el 2050 son el Congo, las Filipinas, México, Brasil, los Estados Unidos, Nigeria, Uganda, Colombia, Argentina y Angola (ver el Cuadro 2). Se espera que estos 10 países representen algo más de tres quintas partes del crecimiento de 495,4 millones de católicos proyectado a nivel mundial entre 2004 y 2050. Tan sólo un país europeo (Francia) aparece entre los 25 de mayor crecimiento, y ocupa el vigésimo segundo lugar en el período 2004-2050.

Contrariamente se espera que las naciones europeas dominen la lista de países donde se proyectan reducciones de la población católica entre el presente y el 2050. Casi el 70% (25 de 34) de los países que se espera registren pérdidas de población católica entre 2004 y 2050 se encuentran en Europa, al igual que la totalidad de los 10 países que se prevé acusen la mayor reducción numérica de fieles (ver el Cuadro 2). Polonia e Italia se proyecta que tengan cada uno 5,3 millones menos de católicos en 2050 que en 2004.


Cuadro 2
Países con los mayores crecimientos o reducciones proyectadas en su población católica,
2004-2050

Cambio absoluto proyectado en la población católica
Países con crecimiento
Países con reducciones
1 Congo (Rep. Dem.)
60.983.400
1 Polonia
-5.356.880
2 Filipinas
49.735.200
2 Italia
-5.330.600
3 México
38.510.550
3 Alemania
-2.412.000
4 Brasil
34.867.890
4 Hungría
-1.504.250
5 Estados Unidos
28.973.220
5 Portugal
-1.084.920
6 Nigeria
27.352.080
6 España
-1.008.720
7 Uganda
24.317.600
7 Ucrania
-673.200
8 Colombia
19.489.800
8 Eslovaquia
-512.470
9 Argentina
13.660.240
9 Rumania
-466.200
10 Angola
13.628.760
10 Croacia
-447.600

Fuente: Los cálculos del autor se basan en datos del Cuadro de la población mundial, 2004, del PRB, y los vistos en www.catholic-hierarchy.org.


Estos cambios proyectados en la distribución de la población católica mundial en las próximas décadas producirán asimismo cambios en la clasificación de las naciones por mayor población católica. Se espera que Brasil y México continúen siendo los dos mayores países católicos en los tres períodos de tiempo, y que en 2050 las Filipinas pase a ocupar el tercer lugar que actualmente ostentan los Estados Unidos.

El ascenso del Congo en la lista es especialmente notable. Las proyecciones indican que su población católica se triplicará entre 2004 y 2050, lo que lo lanzará del décimo primer lugar que ocupa en la actualidad, al quinto lugar en la clasificación de países con mayor población católica en tan sólo 45 años. Las proyecciones respecto a los países europeos es que sólo cinco de ellos estarán entre los 25 países de mayor población católica, tanto en 2025 como en 2050.

La secularización y los avances de los protestantes podrían afectar los logros de la iglesia católica

Obviamente muchos factores de naturaleza no demográfica podrían alterar estos porcentajes, como por ejemplo las tendencias de secularización que caracterizan a los países del norte de Europa y Norte América, y otras naciones, y que podrían reducir todavía más el número de católicos en los mismos. Los países europeos que reciben un considerable flujo de emigrantes no católicos (quienes además tienen mayores índices de fecundidad que los europeos de raza blanca), podrían ver reducido incluso más el porcentaje de católicos en su población.

Asimismo América Latina y El Caribe, regiones que eran exclusivamente católicas a comienzos del siglo XX, han registrado considerables reducciones en el porcentaje de su población católica, puesto que más del 20% de los habitantes de Guatemala, Venezuela, Honduras y El Salvador son ahora protestantes; y otros cinco países latinoamericanos tienen por lo menos un 15% de población protestante.2

Por otra parte las religiones fundamentalistas y evangélicas protestantes también se han apuntado grandes logros entre los inmigrantes latinoamericanos en los Estados Unidos. Por ejemplo, en una encuesta nacional sobre las iglesias hispanas en la vida pública estadounidense, realizada en el año 2000, se descubrió que el 70% de los latinos en los Estados Unidos se definían como católicos, mientras que el 23% decían ser protestantes. Por otra parte la mayor separación entre el catolicismo tradicional y la teología de la liberación en América Latina podría reducir asimismo los lazos de los latinoamericanos con el catolicismo.

Posibles respuestas de la Iglesia ante los cambios demográficos en sus filas

La Iglesia Católica tiene varias opciones para responder al cambio demográfico en sus fieles, que disminuyen en Europa si bien aumentan en el mundo en desarrollo. Una opción sería dedicar mayor esfuerzo a los temas que afectan las vidas de los católicos en los países en desarrollo como la pobreza, el hambre, el SIDA, la falta de acceso equitativo a la atención sanitaria, la desigualdad económica y la guerra.

La Iglesia también podría tomar medidas más enérgicas para asegurarse de que los sacerdotes del mundo en desarrollo ocupen puestos de autoridad eclesiástica, incluido el de papa. Por otra parte puede que la institución tenga que depender cada vez más de los jóvenes del mundo en desarrollo para cubrir puestos de sacerdotes y monjas. Finalmente, la Iglesia podría adoptar una actitud de laissez-faire sobre su disparidad demográfica. Estas opciones no son excluyentes entre sí, pero tome la decisión que tome la Iglesia Católica se enfrentará a considerables dificultades al tratar de compaginar las crecientes necesidades de su población en el mundo en desarrollo con las de sus fieles tradicionales pero cada vez menores en el mundo desarrollado.3


Rogelio Saenz es profesor de sociología de la Universidad A&M en Texas, y autor de Latinos and the Changing Face of America (Nueva York: The Russell Sage Foundation, 2004).


Referencias

  1. Debido a la falta de datos sobre las tendencias históricas de los países respecto al porcentaje de católicos en su población, este análisis supone que dicho porcentaje en cada región o país permanecerá constante en el período de 2004-2050. Si hubiera cambios en el grado de adhesión al catolicismo las cifras reales de población para los tres períodos de tiempo cambiarían proporcionalmente respecto a las que aquí se indican.Al hacer estas proyecciones me basé en las proyecciones del Cuadro de la población mundial, 2004, del PRB y las estadísticas sobre los porcentajes nacionales y regionales actuales de católicos que aparecen en www.catholic-hierarchy.org. Dicha dirección de Internet ofrece estadísticas sobre la población católica incluso hasta el nivel de jurisdicción (generalmente diócesis) recopiladas en el Anuario Pontificio, el directorio oficial anual del Vaticano.
  2. "Protestants by Country", Wikipedia: The Free Encyclopedia (julio 2005), visto en Internet en http://en.wikipedia.org/wiki/, el 18 de julio, 2005.
  3. Agradezco los valiosos comentarios de Karen Manges Douglas, Dudley Poston y Mercedes Rubio sobre un borrador previo de este informe, y la ayuda de Lorena Murga para recopilar parte de la información en que se basa este análisis. Gracias también a David M. Cheney, autor de los datos presentados en www.catholic-hierarchy.org, por su generosidad al compartir conmigo pormenores sobre las cifras que he utilizado en este trabajo.