(Junio 2010) Paraguay no pareciera tener grandes probabilidades de lograr una rápida reducción de su fecundidad: la población es pobre y mayormente rural, y tiene menor nivel de educación que los países vecinos. Un gran porcentaje habla guaraní, un idioma indígena, en vez de español, el idioma oficial; pero aunque el país tiene un tipo de población que, por sus características, tradicionalmente se considera difícil de atender con información y servicios de salud reproductiva, Paraguay ha logrado un considerable incremento en el uso de anticonceptivos y una notable reducción en su fecundidad en la última década. Un estudio reciente del cambio en la fecundidad del país hasta 2004, mostró una reducción en la tasa total de fecundidad (TTF)—que refleja el número de hijos que tiene la mujer durante su vida—de 4,3 en 1998 a 2,9 en el período de 2001 a 2004, y sugiere que la cifra continuará disminuyendo en el futuro, porque las mujeres jóvenes comunicaron que querían tener menos hijos.1 Una nueva encuesta parece confirmar dicha afirmación, ya que muestra una reducción en la tasa total de fecundidad a 2,5 hijos por mujer en 2008, mucho más de lo proyectado por la serie de población más reciente de las Naciones Unidas.2 El porcentaje de mujeres casadas entre las edades de 15 a 44 años que usan métodos anticonceptivos creció considerablemente, de 57 a 79% entre 1998 y 2008.

Hay una gran disparidad entre la TTF de la parte de la población más moderna y educada, y los grupos más tradicionales. La TTF se redujo a 2,2 hijos por mujer entre los residentes urbanos, mientras que permaneció a 3,0 entre la población rural en 2002. Igualmente, las mujeres de habla hispana registraron un promedio de sólo 2,2 hijos, comparado con 3,3 entre las paraguayas de habla guaraní. Las diferencias más notorias fueron respecto a la educación: las mujeres con menos de cinco años de escolaridad, registraron un promedio de 3,6 hijos, mientras que las que tenían por lo menos 12 años de educación solamente 2,0.


Figura 1
Creciente uso de métodos anticonceptivos entre las mujeres paraguayas, 1998 a 2008

Fuente: El Centro Paraguayo de Estudios de Población et al., Encuesta Nacional de Demografia y Salud Sexual y Reproductiva 2008, CD-ROM.


Al igual que muchos países en desarrollo, Paraguay ha visto incrementos rápidos en la educación de las niñas en décadas recientes. La inscripción en la escuela primaria es casi universal, y los datos de la UNESCO muestran que el porcentaje de niñas matriculadas en la escuela secundaria se incrementó de 59 a 68% entre 1999 y 2002, que son las estadísticas anuales más recientes. Dicha cifra es bastante inferior al promedio regional de 92%, pero representa una mejora considerable en pocos años.3

Hasta 2004 hubo un paralelismo entre los recientes incrementos en la educación de la mujer en Paraguay y el mayor uso de los métodos anticonceptivos, pero la encuesta de 2008 muestra que la aceptación de los anticonceptivos se ha extendido a todos los niveles de educación. Incluso las mujeres con menos de 3 años de educación formal registraron un 72% de uso de anticonceptivos en 2008, comparado con tan sólo 36% en 1998 (ver la Figura 1). Igual de revelador es que para el 2008 la brecha en el uso de métodos anticonceptivos entre las mujeres rurales y urbanas había desaparecido. Si bien sigue habiendo claras diferencias en el número real de hijos que tiene la mujer, respecto a los factores contexto rural y escolaridad, parece que esas discrepancias se corregirán aún más en años venideros, a medida que las parejas planifican más eficazmente su tamaño familiar.

Bajo nivel de fecundidad en el Cono Sur

Con los bajos y menguantes niveles de fecundidad observados en estas encuestas, Paraguay se une a sus vecinos más prósperos y urbanizados para formar una zona de baja fecundidad en el Cono Sur. Brasil registró considerables reducciones en su fecundidad desde mediados de la década de 1990, de alrededor de 2,5 a 1,8 hijos por mujer—lo que posiblemente constituye el menor nivel en Sudamérica. La reducción en la fecundidad en dicho país se atribuye a un cambio en la preferencia de familias con menos hijos, que algunos analistas consideran ligado a la influencia de populares telenovelas vespertinas, que refuerzan la imagen positiva de la familia pequeña.4 Existe una disponibilidad generalizada de métodos anticonceptivos efectivos y la esterilización (tanto femenina como masculina) es el método más común.5

Desde hace décadas Argentina ha tenido una tasa de fecundidad relativamente baja—menos de 3 hijos por pareja—pero la TTF apenas acaba recientemente de reducirse al nivel de reemplazo de la población, de 2,1 hijos por mujer (ver la Figura 2). La fecundidad ha disminuido incluso a niveles más bajos en Uruguay y Chile. En Uruguay, la TTF actual es de dos hijos, según las estadísticas oficiales de nacimientos; mientras que en Chile para el año 2000 se había redujo a cerca del nivel de replazo y en la actualidad es de 1,9. Aunque no tenemos encuestas recientes sobre el uso de métodos anticonceptivos en estos dos países, existen indicios de que existe amplia aceptación y disponibilidad de los mismos.


Figura 2
Reducción de la fecundidad en los países del Cono Sur, 1990-95 a 2010

Fuente: UN Population Division, World Population Prospects: The 2008 Revision; UN Statistics Division, UN Demographic Yearbook, 2006; Ministério da Saúde e Centro Brasileiro de Análise e Planejamento, Pesquisa Nacional de Demografia e Saúde da Criança e da Mulher, 2006; y El Centro Paraguayo de Estudios de Población et al., Encuesta Nacional de Demografia y Salud Sexual y Reproductiva 2008, CD-ROM.


Mayor fecundidad en otros países sudamericanos

Si bien ha habido una baja en la tasa de fecundidad en todo Sudamérica, la reducción no ha sido tan pronunciada en los países más septentrionales de la región, particularmente en Bolivia, Ecuador y Perú. Bolivia tiene la tasa de fecundidad más alta de la región (una TTF de 3,5, según una Encuesta de Demografía y Salud de 2008). Bolivia, cuya población es mayormente indígena y no de habla hispana, presenta las características de un país de alta fecundidad: bajos niveles de educación, altos niveles de pobreza, una extensa población rural y bajo uso de métodos anticonceptivos modernos. Según las proyecciones de la División de Población de la ONU y el Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (CELADE), Bolivia registrará modestas reducciones en fecundidad en las próximas dos décadas.

Se espera que la fecundidad baje con mayor rapidez en los países latinoamericanos más urbanos y de mayor desarrollo económico, entre los que se encuentran Colombia y Venezuela, que se proyecta llegarán en la próxima década a los niveles de reemplazo actualmente registrados en el Cono Sur. La mayor incertidumbre es la rapidez con que se reducirá la fecundidad, especialmente en áreas que han quedado rezagadas en desarrollo económico y social. La sorprendente ágil reducción en Paraguay muestra lo rápido que las cosas pueden cambiar, cuando las parejas jóvenes aceptan la idea de tener familias más pequeñas y hacen algo por reducir el número de hijos.


Mary Mederios Kent es una editora de alto nivel, en temas demográficos, en el Population Reference Bureau.


Referencias

  1. Kanako Ishida, Paul Stupp y Mercedes Melian, "Fertility Decline in Paraguay," Studies in Family Planning 40, no. 3 (2009): 227-34.
  2. El Centro Paraguayo de Estudios de Población et al., "Paraguay Reproductive Health Survey, 2008," CD-ROM (Atlanta: Centers for Disease Control and Prevention, 2009).
  3. UNESCO, Centro de Datos del Instituto de Estadística (UIS), visto en la Internet en http://stats.uis.unesco.org, el 26 de marzo, 2010. Estas cifras son la inscripción bruta en escuelas secundarias: el número total de estudiantes de secundaria de cualquier edad, dividido por el número de niños en edad de asistir a la escuela secundaria.
  4. Vilmar E. Faria and Joseph E. Potter, "Television, Telenovelas, and Fertility Change in Northeast Brazil," Dynamics of Values in Fertility Change, ed. Richard Leete (Oxford, England: Clarendon Press, 1999); y Eliana La Ferrara, Alberto Chong, and Suzanne Duryea, "Soap Operas and Fertility, Evidence From Brazil" (Inter-American Development Bank, 2008), visto en la Internet en www.iadb.org/res/files/WP-633updated.pdf, el 6 de abril 6, 2010.
  5. Ministério da Saúde e Centro Brasileiro de Análise e Planejamento, Pesquisa Nacional de Demografia e Saúde da Criança e da Mulher, 2006, visto en la Internet en http://bvsms.saude.gov.br/bvs/pnds/index.php, el 1 de abril, 2010.